El cerebro de un soñador lúcido se activa igual durmiendo que estando despierto




SINC

Hay personas que, mientras duermen, son conscientes de que están soñando y pueden controlar sus acciones. Este estado tan complejo se conoce como "sueño lúcido" o "consciente". Las personas con esta habilidad, que se puede aprender y entrenar, incluso tienen acceso a su memoria mientras se desarrolla el sueño.

Las últimas investigaciones del Instituto Max Planck de Psiquiatría en Múnich (Alemania) han revelado la primera prueba, gracias a estos "soñadores", de que "se puede acceder al contenido del sueño utilizando técnicas de neuroimagen y que las áreas del cerebro se activan igual en los sueños que cuando se ejecutan esas tareas reales durante la vigilia", explica a SINC Michael Czisch, investigador del Instituto Max Planck y coautor del trabajo, que se publicará en noviembre en la revista Current Biology.

Cerebro de un soñador "Soñar no es simplemente ver la película de un sueño", declara Martin Dresler, del Instituto Max Planck y autor principal del estudio. "Las regiones del cerebro que están relacionadas con los movimientos del cuerpo se activan al soñar", añade el experto.

Este descubrimiento puede suponer una oportunidad para estudiar las reacciones neuronales que provocan los sueños y "para investigar cómo cambia la actividad cerebral en el momento que alguien se convierte en un soñador lúcido", afirma Dresler.

Más adelante "se podrían estudiar experiencias en sueños que difícilmente evaluables durante la vigilia, como por ejemplo volar", opina Czisch, quien también cree será posible conocer más sobre las diferencias entre la conciencia durante el sueño normal y el sueño lúcido.

"El principal obstáculo hasta ahora al estudiar los contenidos de un sueño era que la actividad espontánea en el sueño no se puede controlar experimentalmente porque las personas, por lo general, no pueden realizar acciones mentales predefinidas mientras duermen", reconoce Czisch. En cambio, "utilizando la habilidad de quienes tienen sueños lúcidos se pueden superar estos obstáculos", añade el investigador.

Los responsables del trabajo opinan que utilizando esta cualidad, combinada con la neuroimagen y analizando patrones de la actividad cerebral, en el futuro podría ser posible predecir el contenido de los sueños.

"Para realizar las pruebas, no centramos en un contenido del sueño muy simple como es el movimiento de las manos", explica Czisch. Utilizando las señales de los ojos como marcadores, durante los experimentos se medió la actividad neuronal mediante resonancia magnética funcional (fMRI por sus siglas en ingles) y Espectroscopia de Infrarrojo Cercano (NIR).

Toda la información obtenida se relacionó con los movimientos de la mano durante el sueño lúcido. Los participantes debían mover la mano dentro de su sueño y avisar a los investigadores cuando esto ocurría reproduciendo esos movimientos con los ojos a modo de señal.

Los datos del estudio se obtuvieron escaneando los cerebros de seis hombres de 21 a 38 años, tres o cuatro horas durante la segunda mitad de la noche cuando la incidencia del sueño es más alta. Estos sujetos fueron previamente entrenados durante varios años hasta que consiguieron tener sueños lúcidos.

Referencia Bibliográfica

Martin Dresler, Stefan P. Koch, Renate Wehrle, Victor I. Spoormaker, Florian Holsboer, Axel Steiger, Philipp G. Sämann, Hellmuth Obrig, Michael Czisch; "Dreamed Movement Elicits Activation in the Sensorimotor Cortex", Current Biology, 21, (1-5) November 8, 2011, DOI:10.1016/j.cub.2011.09.029


Vídeos sobre Cerebro de un soñador


Todava no hay comentarios

Deja un comentario



?
? ?


Otros articulos

.


Contenido destacado de actualidad

 

La galería de hoy

Galería de guapas y famosas
(Haz click en la imagen para
ver la galería completa)


Mauricio Luque Hola.

Me llamo Mauricio Luque y soy el responsable de que este witio web funcione.
Si tienes alguna queja o quieres hacer alguna propuesta o sugerencia, ponte en contacto conmigo haciendo click aquí.

Gracias, por lo pronto, por visitar estas páginas.