USP Hospital San José realiza hoy la primera operación en España con células madre para tratar una fractura de cadera

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El USP Hospital San José de Madrid realizará hoy una pionera intervención en España en la que se utilizarán células madre adultas autólogas --obtenidas del propio paciente-- para para regenerar una fractura de una prótesis de cadera en una mujer de edad avanzada que había sido descartada para la cirugía. También será la primera ocasión en que se aplique en Madrid para el tratamiento de una necrosis avascular de cadera en un paciente joven.

Estas intervenciones las realizarán los doctores Ángel Villamor y Manuel Villanueva, traumatólogos de USP Hospital San José y co-directores de la Unidad de Artroplastia y Recambios Protésicos de iQtra Medicina Avanzada.

En los dos casos las células madre adultas se extraerán en el mismo momento de la cirugía mediante un novedoso sistema que permite separar el concentrado de otras células en 15 minutos sin romper la barrera estéril, eliminando el riesgo de infecciones, y se inyectarán al paciente.

Respecto a la fractura de cadera, la aplicación de células madre se presenta como una alternativa mínimamente invasiva a una cirugía tremendamente agresiva en la que habría que haber realizado una gran incisión para extraer la prótesis actual y sustituirla por una prótesis de mayor tamaño.

Esta técnica se aplicará a una paciente de edad avanzada cuya única alternativa era el reposo absoluto durante 3 ó 4 meses, a la espera de que consolidara por sí misma la fractura. "Se estima que el periodo de recuperación se reducirá a la mitad de tiempo", según informaron hoy los autores de la intervención.

Por otra parte, aseguraron que se trata de la primera ocasión que se aplica en Madrid un concentrado de células madre adultas del propio paciente para la recuperación de una cabeza de fémur necrosada y que permitirá la revascularización y regeneración del tejido óseo afectado. Esta técnica pretende evitar la implantación de una prótesis a un paciente joven, y los inconvenientes de los futuros recambios a lo largo de su vida.

APLICACIÓN DE CÉLULAS.

En el caso de la necrosis avascular de cadera, el concentrado de células se inyectará por vía percutánea en la zona afectada del hueso, mediante pequeñas incisiones en distintos puntos. La plasticidad de las células permitirá la revascularización de la zona y su conversión en tejido óseo, regenerando el tejido necrosado (muerto).

En el caso de la fractura de fémur, el concentrado se inyectará en la zona de la fractura, de manera que el compuesto de células madre se transforme en tejido óseo, formando en primera instancia un callo, que acabará por transformarse en hueso.