La política de un solo hijo ha evitado que haya otros 400 millones más de habitantes en China, según Beijing

BEIJING, 9 (EUROPA PRESS)

China podría tener ahora 400 millones de habitantes más si la política de control familiar, que ordenó a las parejas tener un solo hijo, no se hubiera aplicado, según previno hoy el ministro a cargo de la Comisión Estatal de Población y Planificación Familiar, Zhang Weiqing.

Según Zhang, en declaraciones que recoge la agencia oficial Xinhua, dicha política ha detenido el rápido crecimiento de la población y contribuido al desarrollo socioeconómico del país. La política de control familiar, formulada a principios de los años 70, estimuló a retrasar los matrimonios y los nacimientos y limitó a las parejas de las zonas urbanas a tener un solo hijo y dos a las de las zonas rurales.

Zhang había prometido a comienzos de este año que China trabajará para mantener su población por debajo de los 1.370 millones para 2010. Beijing anunció oficialmente que su población había alcanzado los 1.300 millones con el nacimiento de un niño en enero de 2005.

El ministro ha reiterado en varias ocasiones la determinación del país de proseguir con la política de control familiar, alertando de que habrá un auge en los nacimientos de niños en los próximos cuatro años, cuando las mujeres de la primera generación de un solo hijo alcance la edad fértil.

Por otra parte, indicó que los problemas de la población china están en su envejecimiento y el desequilibrio en el índice sexual. Según informes anteriores, la población de mayor edad ha llegado a los 143 millones, mientras las estadísticas muestran que nacen 117 niños por cada 100 niñas en China, cuando el promedio internacional es de 104 y 107, respectivamente.

Zhang destacó hoy la importancia de la cooperación internacional y el intercambio de experiencias en la administración de la población y prometió dar entrenamiento a los países en desarrollo sobre el control de la natalidad.