Felipe Calderón califica la situación producida por las inundaciones en México de 'extremadamente grave'

VILLAHERMOSA (MÉXICO), 2 (EP/AP) (un muerto)

El presidente mexicano, Felipe Calderón, en un discurso televisado emitido esta noche (hora local), calificó la situación producida por las inundaciones de "extremadamente grave" y pidió a los mexicanos que aporten dinero en efectivo, agua, alimentos enlatados, pañales, biberones y medicinas para ayudar a Tabasco.

La situación "pone a prueba el patriotismo y el nacionalismo de los mexicanos", añadió Calderón en su discurso, de cinco minutos. Las inundaciones en México se han cobrado hasta el momento la vida de una persona y han llevado a cientos de miles a huir de sus casas, aunque aún existen zonas aisladas.

En Tabasco, el estado más afectado por el desbordamiento de ríos y arroyos y que ha visto inundado cerca del 70% de su territorio, el número de afectados asciende a por lo menos 700.000 personas, de los cerca de dos millones de habitantes, indicó hoy el gobernador, Andrés Granier. El gobernante aseguró que unas 300.000 personas continúan atrapadas en sus casas en diferentes lugares del estado, incluida la capital, Villahermosa.

El Río Grijalva, uno de los más importantes de Tabasco y que cruza la capital, tenía una altura de 7,14 metros, dos más de su escala crítica, según la Comisión Nacional del Agua. El desbordamiento del Grijalva ha provocado que un 80% de la capital estatal esté inundada, según el portavoz de la alcaldía de Villahermosa, Fernando Hernández.

En Chiapas, estado vecino a Tabasco y fronterizo con Guatemala, se ha informado de algunas inundaciones en la zona norte, derivadas de las lluvias y las autoridades de protección civil estiman que las personas afectadas podrían ascender a más de 70.000.